Ponencias vía Zoom; cuaresma y valores para la convivencia; ¿qué relación hay entre la mente y el cuerpo?; y una visita muy especial

  • Ponencias vía Zoom

Sábado 5 de marzo

Los sábados están dedicados a las charlas Zoom, las cuales todas las sedes y madres (des de sus casas o bien des de las sedes) tienen acceso. Esta vez, la sesión estuvo dedicada a la cuaresma y fue dirigida con mucho cariño por el padre Manuel.

 

Sábado 12 de marzo

Giselle, una voluntaria, dirigió la charla por Zoom «conocerse y gestionarse«, que fue muy especial para las madres y posteriormente, compartieron un pequeño desayuno.

 

  • Sede Badalona

Miércoles 9 de marzo

En este día se hizo una charla muy interesante que tenía como temática los valores para la convivencia en familia, donde se trataron temas como comportarse con respeto y educación en diferentes situaciones. Las madres se lo pasaron muy bien.

 

Finalmente se repartieron los lotes junto con tarjetas transporte.

 

Jueves 10 de marzo

En este día, la psicóloga Montse Rafecas volvió para hablar a las madres sobre la relación entre la mente y el cuerpo. Las madres participaron mucho y algunas se animaron a compartir sus experiencias. Después, se ofreció un tentempié mientras se seguía conversando y compartiendo los temas tratados en la charla.

 

  • Sede Eixample

Miércoles 9 de marzo

¡Este fue un día muy especial! Las madres, conforme iban llegando, pusieron en la mesa los alimentos dulces y salados que Míriam, la coordinadora, les propuso que llevaran a la sede para así poder compartir en la amistad que están forjando en el hogar.

Después, las madres se reunieron en la iglesia para rezar por los próximos partos, madres, bebés y profesionales que las asisten. Acabada esta sesión, recibieron a las Hermanitas del Cordero, religiosas de la Comunidad del Cordero que viven de la providencia. Su misión es contemplar a Dios en la oración, el servicio, la creación en los pobres y aquellos que sufren, acercando y llevando el amor y la luz a los que viven en la calle.

 

Las madres estuvieron fascinadas ante la gran labor de la Comunidad y con mucha emoción pudieron hacer todas las preguntas que quisieron. Al final, todas ellas decidieron recordar el lema de esta Comunidad: “Herido no dejaré jamás de amar”.

Para concluir, rezaron junto a las Hermanitas el Salve Regina, que cantaron en latín y gregoriano.

 

Fue un auténtico regalo.

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pincha aquí para votarnos gratuitamente. Este gesto puede tener un impacto enorme en la vida de estas mujeres tan valientes. ¡Muchas gracias!

Pincha aquí para votarnos gratuitamente. Este gesto puede tener un impacto enorme en la vida de estas mujeres tan valientes. ¡Muchas gracias!